domingo, 29 de noviembre de 2015

¿QUE OCURRE CON LA TOS FERINA?

Anabel Cristina de la Torre - Pediatra


¿Está aumentando la tos ferina? ¿Es muy grave? ¿Quién se puede afectar? ¿Nos tenemos que vacunar? Estas preguntas y más os responderé a continuación.

¿Qué es la tosferina?

Es una enfermedad infecciosa y muy contagiosa caracterizada por la presencia de una tos típica en accesos.
  • Está causada por una bacteria Bordetella pertussis.
  • Aunque puede afectar a cualquier edad, es especialmente grave en los primeros meses de vida. La mayoría de niños hospitalizados son menores de un año y la mortalidad mayor se da en los menores de 3-4 meses. Esto es debido a que la primera dosis de la vacuna no se administra hasta los 2 meses de vida.
  • A pesar de estar la vacuna introducida en el calendario oficial, en los últimos años se ha incrementado de forma alarmante aún en los países con tasas muy altas de vacunación. Desde el año 1998 hasta el 2010 la incidencia anual de la tos ferina se había mantenido por debajo de 2 casos por 100.000 habitantes. En 2011 hubo un rápido ascenso llegando a 6,8 casos / 100.000 habitantes (fuente: Enfermedades de Declaración Obligatoria). Este aumento ocurre sobre todo en los menores de 1 años y más aún en los menores de 6 meses. ¿A qué puede deberse este aumento?:
    • Cambios genéticos de la Bordetella con disminución como consecuencia de la eficacia vacunal.
    • Pérdida con el tiempo de la inmunidad inducida por la vacuna.
    • Porque se notifiquen más casos.
    • Mejoras en el diagnóstico.


¿Cómo se transmite?

Se transmite por contacto estrecho con un enfermo a través de gotitas que salen por la boca al toser, estornudar, hablar. Las personas infectadas son las que más contagian. Es muy frecuente que los adultos se lo peguen a los peques (más del 80% de los casos de contagio proceden del adulto que convive con el bebé).
Una persona enferma puede contagiar hasta 2 semanas después de haber comenzado con la tos.
Es más frecuente en primavera e invierno.

¿En qué consiste?

  • Se incuba durante 7-10 días (5-21).
  • Fase catarral. 1-2 semanas. Consiste en un catarro (mocos, estornudos, tos, lagrimeo) sin fiebre o con poca fiebre. Es la fase de mayor contagio.
  • Fase intermedia. Puede durar hasta 2 meses. Tos en accesos característicos, rápidos, que finalizan al coger el aire con el típico gallo, que puede provocar el vómito, de predominio nocturno. Sin fiebre. En el recién nacido y lactante no vacunado puede cursar con pausas de apnea (segundos de no respirar) e incluso con coloración de piel cianótica (azulada).
  • Fase de convalecencia. 1-2 semanas. Estos accesos de tos van remitiendo paulatinamente.
Existen formas más leves sobre todo en niños, adolescentes y adultos ya vacunados con una tos menos característica y que dura menos.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico inicial debe hacerse por los síntomas. Pero no siempre la tos ferina cursa con la tos típica y característica, en estos casos puede ser difícil de diagnosticar.
Se puede tomar una muestra del moco nasal y analizar.
Lo ideal sería diagnosticar en la fase catarral para comenzar el tratamiento cuanto antes y así evitar antes el contagio. El problema es que en esta fase los síntomas son más propios de un catarro que de la tos ferina.

¿Cómo se trata?

  • Con un antibiótico que te prescribirá tu pediatra. Pasados 5 días de antibiótico ya pueden acudir a clase.
  • Los jarabes para la tos y los mocos no sirven y no se deben mandar.
  • Mantener bien hidratado al niño y si quiere comer algo dar poquita cantidad pero con más frecuencia.
  • Los pacientes que se hallen en contacto con pacientes afectos de tos ferina deben recibir el tratamiento aunque estén vacunados.

Prevención

La vacunación es la medida preventiva más eficaz para el control de la tos ferina aunque no confiere inmunidad permanente debido a la pérdida de esta con el paso del tiempo. Lo mismo ocurre aunque se contraiga la enfermedad.
  • Las dosis que ponemos en la Comunidad de Madrid en la infancia son 6 (a los 2, 4, 6, 18 meses, a los 6 años  y una última dosis a los 14 años).
  • Para proteger al bebé hasta que reciba la primera dosis de vacuna a los 2 meses se debe vacunar a la embarazada a partir de la 27 semana de gestación y así le pasarán al feto anticuerpos a través de la placenta.
¿Es segura esta vacuna para las embarazadas? por supuesto que sí. Es una vacuna inactivada y no supone riesgo para la madre ni para el feto.


http://enfamilia.aeped.es/sites/enfamilia.aeped.es/files/infografiatosferina.pdf



No hay comentarios: