viernes, 13 de junio de 2014

ATRAGANTAMIENTO - I

Anabel Cristina de la Torre - Pediatra

La aspiración de un cuerpo extraño es uno de los accidentes mortales más frecuente.

Es importantísimo saber cómo actuar ante un atragantamiento. Es una situación que crea mucha angustia ya que la persona se puede asfixiar.


¿Qué es el atragantamiento?

Es la situación que sucede cuando un objeto pasa a la vía aérea porque impide la entrada de aire a los pulmones. Si no se soluciona puede terminar asfixiándose.

 

¿Por qué puede ocurrir?

  • Atragantamiento con cualquier objeto no alimentario. Esto ocurre en los bebés y niños pequeños porque suelen llevarse a la boca todo lo que esté a su alcance. ¡¡¡Ojo con los globos y con los guantes de látex!!! debido a que están hechos de un material que se adhiere fácilmente a la vía respiratoria y son más difíciles de expulsar.

  • Atragantamiento con alimentos. Esto puede suceder a cualquier edad. El 90% de los atragantamientos producidos por comida es debido a los frutos secos. En este punto debo insistir en lo importante que es NO dar frutos secos hasta los 5 años. Esto es debido a que este tipo de alimentos no se deshace por muy pequeño que sea el trozo que va hacia la vía respiratoria. Cuidado también con las uvas, ya que su piel se adhiere fácilmente a la vía respiratoria.



¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas vienen determinados por el tipo y tamaño del cuerpo extraño, la localización, el tiempo transcurrido hasta su extracción y el grado de obstrucción.
Cuando un objeto pasa a la vía aérea el organismo reacciona inmediatamente para intentar expulsarlo mediante la "tos".


Si no se consigue expulsar, lo siguiente que puede ocurrir es que se ponga cíanótico (azul), sobre todo si el cuerpo extraño se detiene en la parte más estrecha de la vía aérea superior (la laringe).
Es importante saber que cuando el material aspirado es orgánico (ej. frutos secos) en horas o días se produce una reacción inflamatoria importante en la mucosa bronquial y además puede aumentar de tamaño.

 

Prevención

Es el apartado más importante de este tema. Es mejor prevenir que lamentar.
  • Vigilar a nuestro hijo si es pequeño mientras come y que permanezca sentado y no jugando o corriendo a la vez.
  • Enseñar a masticar suficientemente la comida.
  • Cortar los alimentos en pequeños trozos.
  • No dejar nunca al alcance de los niños menores de 5 años objetos que se puedan meter en la boca o romper haciéndose más pequeños.
  • No poner pulseras ni colgantes o collares en los bebes y niños pequeños.
  • No dar frutos secos hasta los 5 años.
  • Comprar juguetes adecuados a la edad, siguiendo las recomendaciones del fabricante.

En "Atragantamiento II" contaré qué tenemos que hacer ante un niño que se atraganta

No hay comentarios: