sábado, 8 de marzo de 2014

ACNÉ

Anabel Cristina de la Torre - Pediatra


El acné es una patología muy prevalente en nuestra sociedad.
Su importancia radica fundamentalmente en las cicatrices que puede dejar y en los problemas de autoestima que puede ocasionar.

  • Afecta a ambos sexos.
  • Lo padecen el 80-90% de los adolescentes. Con un pico de máxima incidencia entre los 14 y los 17 años. La mayoría de los casos desaparecen al terminar la adolescencia.
  • Aunque es más frecuente en esa edad, puede aparecer en cualquiera. Recordemos el "acné neonatorum" que aparece en el período neonatal (tema de octubre de 2013 "¿Qué tiene mi bebé en la piel?").

  • Suele evolucionar bien pero 1/3 de los casos va a necesitar tratamiento.
  • Relación con la dieta y estrés no está demostrada.

¿Qué es el acné?

Es una enfermedad crónica del folículo pilosebáceo caracterizada por un aumento de la secreción sebácea (seborrea).



¿Cómo se diagnostica?

Simplemente viendo al paciente. No es necesario a priori hacer ninguna prueba.
Las lesiones se suelen localizar en la cara, cuello, tórax, zona superior de la espalda y hombros.
A continuación voy a describir las diferentes lesiones que podemos encontrar en el acné:
  • Lesiones no inflamatorias:
    • Puntos blancos o del color de la piel (llamados comedones cerrados).
    • Puntos negros (comedones abiertos).
 

  • Lesiones inflamatorias:
    • Lesiones rojas que hacen relieve y sin líquido en su interior (pápulas).
    • Lesiones que hacen relieve con contenido purulento (pústulas).
    • Lesiones elevadas, dolorosas, mayores de 5 mm (nódulos, quistes).


  • Lesiones residuales:
    • Cicatrices.
    • Mancha pigmentada residual.
Es muy importante valorar hasta qué punto afecta esta patología al paciente.

Tratamiento del acné

En la mayoría de los casos, el seguimiento y tratamiento se realizan en la consulta del pediatra. Sólo se derivan al especialista los casos severos, rebeldes al tratamiento o cuando sospechemos una enfermedad de base.

Es muy importante ante todo informar al paciente de una serie de aspectos:
  • Al inicio del tratamiento tópico se puede notar la zona más irritada, más roja, de tal forma que parece que el cuadro está empeorando y no es así.
  • El tratamiento puede ser largo, no se resuelve en 7-15 días puesto que es una patología crónica. A veces puede durar años.
  • Utilizar jabones neutros y no hacer lavados fuertes, sino suaves.
  • Puede ocurrir que no se note mejoría hasta pasadas 8-10 semanas de comenzado el tratamiento. Para valorar la eficacia mantenerlo al menos 6-8 semanas y a veces son necesarios 3-4 meses para obtener el máximo beneficio.
  • No existe evidencia de que debamos cambiar la dieta.
  • No tocar nunca los "granos".

Tratamiento tópico
- Los geles y soluciones resecan más la piel por ello es mejor usarlos en pieles grasas.
- Las lociones, cremas y ungüentos son mejores para pieles secas.
- Las lociones mejor para superficies      extensas.
- Se debe dar por toda la zona afecta, no sólo sobre las lesiones.
- Evitar ojos y boca.
- Funciona mejor si se aplica sobre piel seca, tras 20-30 min de una higiene adecuada (lavado con jabón neutro y agua).
- La duración del tratamiento deber ser como mínimo de 6-8 semanas.
- Los tratamientos tópicos más empleados son:
  • Retinoides tópicos (adapaleno, tretinoía, tazaroteno).
  • Antibióticos tópicos (eritromicina, clindamicina).
  • Otros antibacterianos (peróxido de benzoilo, ácido azelaico).
Tratamiento sistémico
Es el tratamiento para las formas moderadas-severas. 
Generalmente son necesarias por los menos 8 semanas de tratamiento hasta 4 meses.
  • De primera elección: antibióticos orales. Se suelen usar junto con tratamiento tópico.
  • Terapia hormonal.
  • Isotetrinoína. Es de elección para los casos graves o para los que no responden al tratamiento antibiótico.

No hay comentarios: