miércoles, 14 de agosto de 2013

CUANDO LOS DIENTES RECHINAN

Anabel Cristina - Pediatra

¿Habéis observado si vuestro hijo aprieta las mandíbulas mientras duerme o incluso cuando está despierto? Es un hecho bastante frecuente no solo en los niños sino también en los adultos.



Se denomina bruxismo. Es el hábito persistente y habitual de frotamiento de los dientes superiores con los inferiores. Puede ser diurno o más frecuente durante el sueño. Es un acto involuntario e inconsciente.

Todavía no se sabe con exactitud la causa que lo produce, aunque sí influyen diferentes factores:
  • Factores psicológicos como el estrés, tensión nerviosa, ira, frustración, en general, manifiesta un estado de ansiedad.

  • También puede ser familiar.
  • Menos frecuente, debido a una incorrecta posición dental.
  • A veces con los primeros dientes de los bebés se produce este fenómeno, no hay que preocuparse porque desaparece solo.
Produce un ruido raspante y el problema es que los dientes se pueden desgastar.
A veces, produce cefalea, malestar, dolor mandibular, contracturas musculares debido a la fuerte presión que se ejerce sobre músculos y demás estructuras que rodean la mandíbula.

Actualmente la idea de que el rechinar de dientes es por la presencia de parásitos en heces no tiene base científica.

Tratamiento

Por lo general el bruxismo desaparece sin necesidad de intervenciones terapéuticas. Puede remitir de manera espontánea.

El tratamiento depende de la causa:
  • Si es causa dentaria deberá acudir al dentista.
  • Si es debido a alguna causa como estrés... y en casa no se puede solucionar tal vez deberá ir al psicólogo.


En definitiva, el objetivo es evitar el desgaste de los dientes definitivos y si ya se ha producido debe valorarlo el dentista. Existen las llamadas férulas aunque en niños no es muy frecuente su uso. Hay que tener en cuenta que la férula evitará el desgaste y que se oiga el ruido al frotar los dientes, pero es un tratamiento sintomático que no aborda el fondo del problema.






No hay comentarios: