domingo, 28 de julio de 2013

MOLUSCOS

Anabel Cristina - Pediatra

En ocasiones en la piel de los niños se produce la erupción de unos "granitos" que nos pueden llegar a inquietar al no saber de qué se trata. Puede que estemos ante lo que denominamos molluscum contagiosum.


Son lesiones de la piel muy frecuentes, típicas de la edad pediátrica (sobretodo en menores de 5 años) y producidas por un virus.



Durante a veces meses desde la aparición de la primera lesión pueden seguir saliendo más por el largo período de incubación del virus.

Un factor predisponente es la dermatitis atópica.

Moluscos en pacientes con dermatitis



Son muy contagiosos, por ello la mayoría de las veces vemos más de una lesión en el mismo paciente incluso decenas.

El contagio se produce por un contacto estrecho de piel con piel (lo que explicaría el porqué de pequeñas epidemias entre niños que van a la misma piscina, al mismo gimnasio, hermanos que se bañan juntos) o porque el propio paciente se lo extienda al tocarse (autoinoculación).



 
¿Cómo sé si mi hijo tiene moluscos?

Son unas lesiones redondas de pocos mm de tamaño, de color de la piel o rosadas o nacaradas, con una típica depresión central en su cúpula que pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo.

Son asintomáticos, es decir que no presentan ningún síntoma, aunque los niños pueden tener picor si tienen dermatitis atópica o cuando aparece una reacción alrededor de la lesión áspera y más roja.



Tratamiento

Pueden desaparecer solos pero muchas veces el picor o el riesgo de diseminación aconsejan tratarlos.

Existen múltiples tratamientos:
  • Tópicos que irritan la lesión induciendo su desaparición.
  • Raspado con una cureta, es decir, quitar la lesión con un instrumento especial que en muchos centros existe sin tener que acudir al dermatólogo. Es el método más usado.
  • Nitrógeno líquido aunque se usa menos.
  • Expresión con pinzas de las lesiones.

Antes de quitar las lesiones podemos usar una crema anestésica. Después de quitarlos dar antiséptico para evitar que se infecte la herida.


¿Cómo evitarlos?

La forma de prevenirlos es igual que en el caso de los papilomas vistos en el tema anterior:
  • Evitar la autoinoculación por rascado.
  • Evitar el contagio a otros niños. Para ello, se utilizarán ropa y toallas exclusivas para el paciente y se evitará el contacto íntimo con el niño infectado.

SI LOS MOLUSCOS NO ESTÁN MUY EXTENDIDOS Y EL NIÑO NO SE RASCA, ESPERAR Y VER LA EVOLUCIÓN PORQUE  PUEDEN DESAPARECEN SOLOS
Siguiente tema: Dermatitis atópica

No hay comentarios: